sábado, 22 de abril de 2017

MARÍN. OLLO O CAN. TRES FRENTES.TRES REIVINDICACIONES


En el breve espacio de tiempo de una semana la alcaldesa María Ramallo se enfrenta a tres  reivindicaciones a las que, por el momento, y por muy importantes que éstas sean -no quiere decir que no existan otras de igual o mayor interés- no puede dar solución por los motivos que ella misma expone.

PRIMER FRENTE. PABELLÓN DE SEIXO
Manuel Solla, lidera la plataforma
pro Pabellón de Seixo
Por una parte sigue el ‘culebrón’ del Pabellón de Deportes en Seixo, un proyecto, que contaba con todas las bendiciones técnicas y económicas, compartido por la Xunta de Galicia y el Concello, que no se podrá sacar adelante por que un acuerdo plenario acordó la reversión de los terrenos a petición de la propiedad, la Sociedad Recreativa de Seixo. Sin embargo un sector vecinal de aquella parroquia -lo cual no quiere decir que sean todos los vecinos- creó una Plataforma pro Pabellón al frente de la cual se encuentra el presidente de la asociación de comerciantes, Manuel Solla Freire, y que acoge los siguientes colectivos: Acemas, Pescadores Chirleu, Vecinos de Ardán y comarca, Vecinos Rio Loira, Jubilados Camiño Vello y Vial de Playas de Seixo.
Desde su reciente creación al día de ayer la plataforma recogió cerca de medio millar de firmas, que ya presentó en el registro municipal, pidiendo al grupo de gobierno que no renuncien a la construcción del pabellón en los terrenos del campo de fútbol como estaba previsto en un principio. 
La petición no es posible atenderla en las condiciones que se plantea porque existe un acuerdo plenario de la reversión de dichos terrenos con lo cual habría primero que convencer a la propiedad a que los vuelva a poner a disposición del Concello, cosa que parece imposible, excepto que mañana en la asamblea del Recreativo “se diga digo donde antes se decía diego”. Como considera la alcaldesa, María Ramallo: “los terrenos no son municipales y si sus actuales dueños quieren que se los devolvamos pues habrá que hacerlo”.

SEGUNDO FRENTE. MUSEO DO MAR
Un grupo de vecinos relacionados con las faenas del mar presentaron una iniciativa de crear un Museo del Mar para albergar en él de forma permanente varias piezas de barcos y otros objetos marinos que fueron coleccionando a lo largo de su vida en el mar. Pero el mayor problema con el que se encuentran es el de disponer de un local donde montar dicho museo. Para ello (me dicen que asesorados por cierto partido en la oposición cuyas siglas no trascendieron) convocaron una reunión en la Biblioteca Pública donde pedían a los asistentes su apoyo a tres propuestas de locales municipales: un local del edificio portuario del Parque Azul (núm. 1); una dependencia de la Casa del Mar (núm. 2) y la fábrica de salazón de Loira (núm. 3).
Tampoco en este caso puede complacer la alcaldesa, según ella afirma y aunque quiera, las propuestas en cuestión. En el primer caso porque el local del Parque Azul ya está comprometido por acuerdo plenario para un vivero de empresas del Puerto; en el segundo de los casos, la Casa del Mar, de momento no se puede disponer de dicha edificación por no ser de titularidad municipal, y aunque se está gestionando que la administración lo ponga a disposición del Concello, existen otros proyectos prioritarios al que destinarlo. Y por último la tercera opción de la antigua fábrica de salazón de Loira, hay que tener en cuenta que se trata de una propiedad privada que habría que adquirir con una inversión que no dsipone, de momento, el Concello.

TERCER FRENTE. CORREOS DE SEIXO
Los Presupuestos Generales del Estado en trámite de aprobación recogen una serie de recortes en sus inversiones que afectan a las oficinas de Correos de distintos puntos de la provincia hasta el punto de que muchas de las existentes podrían ser ‘eliminadas’. Una de ellas la de Seixo, que está condenada a su desaparición si alguien no lo remedia a tiempo. La alcaldesa, hasta ayer en que, alertados por un comunicado de CC OO le dábamos a conocer la noticia, nos decía que no sabía nada del tema, por lo que nos imaginamos que comenzaría ya los contactos, cuando menos telefónicos, para conocer hasta donde es cierta lo que se supone. Quizás en breves días tengamos noticias del asunto aunque la solución -pero sí las presiones- no está en manos del Concello sino en las de la administración central con competencia en el asunto.









No hay comentarios:

Publicar un comentario