jueves, 8 de junio de 2017

MARÍN. QUISICOSAS DEL DÍA

UNA DE CACOS. ‘Gracias a los cacos’ que ‘asaltaron’ el Concello en la madrugada del pasado martes, llevándose cerca de 3.000 euros de las arcas municipales, nos enteramos de que “la Casa Consistorial, y según advirtió la alcaldesa María Ramallo, no dispone de cámaras de seguridad, ni de alarma, ni de vigilancia personal...  ¿De verdad que hasta ahora y desde que se desplazó la Policia Local a otras dependencias fuera del Concello no se percataron de la falta de seguridad del edificio que han tenido que ser los amigos de lo ajeno quienes pusieran en guardia a la regidora municipal como para que ahora nos venga diciendo que hace falta revisar la seguridad del edificio? Tarde piaches... aunque nunca es tarde.

OTRA DE ADENAUER. La celebración ayer del pleno extraordinario solicitado conjuntamente por los tres grupos de la oposición -socialistas-nacionalistas-mareas- instando la creación de una comisión de seguimiento del Plan Xeral de Urbanismo solo sirvió para meter en gastos al Ayuntamiento pues la sesión costó, según nos enteramos por boca del concejal de Urbanismo, Manuel Santos, TRES MIL EUROS (cerca de 500.000 de las antiguas pesetas), a repartir entre todos y cada uno de los concejales asistentes al acto, excepto la alcaldesa y concejales que ya cobran por dedicación exclusiva. Por cierto, los solicitantes del pleno no consiguieron sacar adelante su propuesta pues los del PP con mayoría absoluta les dijeron que no hacía falta crear ninguna comisión. Como alguien dijo, no recuerdo quién y yo lo comparto: “cuando no se buscan soluciones se crean comisiones que solo sirven para dar gasto”, como en este caso; aunque más bien como diría Konrad Adenauer, canciller alemán, más verdad es aquello de que “cuando los políticos no tienen la capacidad de gobernar, crean las comisiones.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario