viernes, 9 de junio de 2017

MARÍN. QUISICOSAS DEL DÍA. VIERNES, 09 DE JUNIO DE 2017

PRAIAS SIN FUME . La playa de Portocelo está integrada en la Rede de Praias sin Fume de Galicia. Una medida que los no fumadores acogemos satisfactoriamente aunque los fumadores la rechacen ya que cada vez que les ataque el ‘mono’ tendrán que alejarse a otro lugar donde inhalar ese humo que tanto placer les dá. Personalmente la medida me parece buena, y debería trasladarse a otras playas pues sino sería una discriminación respecto a los usuarios no fumadores del resto de los arenales. Ahora bien de igual manera que los no fumadores pedimos que se nos respete, también hay que respetar a quienes fuman y para ello habría que habilitar espacios a tal fin, como se ha hecho en los bares, restaurantes y otros locales donde se prohíbe fumar. De igual manera que hay playas para nudistas, playas para perros (que también en Marín está prohibido bajarlos a la playa en época veraniega) debería haber playas o zonas de playa para fumadores. Y es que fumar en los arenales no solo molesta a quienes no fuman sino que dejan una cantidad de ‘colillas’ que después hay que recoger. La buena noticia para los fumadores es que la iniciativa no tiene un carácter sancionador, de modo que no habrá vigilancia especial ni se sancionará a los fumadores. La iniciativa tiene un carácter divulgativo para promover hábitos de vida saludable, y respeto del medio ambiente. Fumar sí, pero pa outro lado.

DESAFECCIÓN POLÍTICA. La falta de asistencia a los plenos por parte de los marinenses es cada vez más patente en cada sesión que se celebra. La escasa presencia, por no decir nula, de personas en los debates plenarios es una muestra de la desafección que la ciudadanía muestra hacia la política y los políticos y ello requiere un análisis o mejor dicho una reflexión por parte de ‘sus señorías’ (léase concejales) porque esto no es bueno. A los ciudadanos debería importarnos las decisiones que adoptan en los plenos los concejales por que de ellas -de sus decisiones, insisto- depende el bienestar de la ciudadanía. La pregunta es ¿que falla en los políticos para que exista tal desinterés? Y esto viene a cuento porque en la recientemente celebrada sesión plenaria del pasado miércoles tan solo había en el salón de actos dos personas (aparte de los corresponsales de prensa). Un vacío total. Alguien me dirá que la hora a la que se celebró el pleno no era la oportuna. No se puede convocar un pleno para la una y media de la tarde, claro que no. Eso también es verdad. Debería tomar nota el gobierno local. Pero es que esa escasa asistencia se observa también en las sesiones que se celebran en el horario oficial establecido de las ocho de la tarde. En consecuencia que todo lo que en reuniones plenarias digan o se digan nuestros concejales queda entre ellos convirtiendo sus debates en un ‘falar por falar’. Y esto no es bueno, repito, ni para unos ni para otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario