lunes, 24 de julio de 2017

MARÍN NECESITA 'UNHA FESTA DO MAR'. POR ANGEL G. CARRAGAL

Foto archivo M. Cendán
No voy a ser yo quien haga un balance de las fiestas del Carmen que acabamos de disfrutar organizadas por la Comisión Municipal de Festejos con la colaboración de las distintas entidades socio-culturales y deportivas del municipio que aportaron al programa sus variadas actividades. Pero sí puedo dar mi opinión diciendo que la programación como es lógico no complace a todos porque como ya es tradicional siempre habrá quien le ponga ‘pegas’. No olvidemos que ‘nunca chove a gusto de todos’. 
Las fiestas tuvieron de todo un poco y si hay algo que destacar, yo destacaría, la buena organización, la exitosa Batalla de Flores nocturna y la gran tirada de fuegos de lucería, sin pasar por alto, la religiosidad y la emotividad marinera del día dedicado a la Virgen del Carmen. Sin embargo y hablando de lo que se echa en falta de unos años para acá son las actividades relacionadas con el mar. Marín nació al pie del mar, sus gentes viven del mar, y Marín es todo mar, como reza su escudo, aunque dicho sea de paso y una vez más, Marín es un pueblo cada vez más alejado del mar. Y este alejamiento se nota hasta en sus fiestas. Si repasamos el programa podremos concluir en que, excepto el día de la festividad de la Virgen del Carmen, no hubo ni una sola actividad directamente relacionada con el mar. 
¿Que fue de las regatas, -que ya nuestros ancestros incluían en aquellas fiestas de antaño- de traineras y piraguas, existiendo como existen, sendos clubes de Remo y Piragüismo con los que se podrían organizar trofeos de exaltación de estos deportes? ¿Y por qué no pruebas de natación? ¿O un festival de habaneras que bien podría denominarse ‘Eu de Marín ausenteime?... Estas son algunas de las ideas que se me ocurren a bote pronto que la comisión organizadora debería considerar.
Aunque yo iría más allá. Más que incluir puntuales actividades de este tipo, quizás mejor sería estudiar la posibilidad de reunir todas ellas en un evento especial, llámese ‘feira do mar’, como los existentes en otros pueblos costeros. Y en este aspecto justo es recordar que ya en el año 2008 el concejal nacionalista Manuel Ruibal impulsó, dentro de las fiestas de San Miguel, la Festa do Mar e da Canción Mariñeira consistente en la degustación de productos de la mar, cantos de taberna, habaneras, exposiciones marítimas, etc) hasta que incomprensiblemente, con la llegada del nuevo gobierno municipal del PP, se dejó de celebrar. 
Aquella idea nunca debió desecharse pues de haberse mantenido hoy hubiese estado ya consolidada y reforzaría la vinculación de Marín con el mar, del que cada día, y no me cansaré de repetirlo, está fisicamente -aunque no anímicamente- más lejos. Considero pues que el actual equipo gobernante debería recuperar aquella fiesta -que puede ser mejorable, no lo dudo- y dotar así a Marín de ‘unha necesaria Festa do Mar’. 

Angel García Carragal
Diario de Pontevedra
24.07.2017/Pag. 22

No hay comentarios:

Publicar un comentario